Liderazgo

Tomar acciones es solo una de las claves

By abril 22, 2018julio 4th, 2018No Comments

Tomar acciones es solo una de las claves

Gestión y liderazgo

En estos tiempos, los cambio y sobre todo los de gran alcance son la constante.

La humanidad duplica su saber cada dos años y se estima que el con “Internet de las cosas” el mundo podrá duplicar la información cada once horas.
La amenaza de transformación de nuestros espacios de acción es permanente y a menudo impredecible.

Por lo anterior se puede considerar que el principal desafío al que nos enfrentamos es el de reinventarnos. Recrear nuestras identidades para que sean valiosas a nuestros clientes. Esto no es otra cosa que sostenerla competitividad de profesionales y empresas.

Para estar a la altura de este desafío, los líderes requieren nuevas habilidades para navegar la incertidumbre y el cambio.

 

 

[bpt_icon name=”quote-left” class=”” unprefixed_class=””]   Solo cuando algo cambia el modo en que nos entendemos a nosotros mismos y nuestro vínculo con las cosas, surge lo que denominamos hacer-historia.   [bpt_icon name=”quote-right” class=”” unprefixed_class=””]

– Charles Spinoza, Fernando Flores y Hubert Dreyfus.

 

 

Es aquí en donde entra la gestión y el liderazgo.

Aunque pueden sonar términos semejantes son complementarios.

En común tienen la relación con la producción humana, colectiva, coordinada y efectiva.

¿Su diferencia?, la gestión se relaciona con el presente, entendido como la coordinación de acciones que producen los resultados que perseguimos. Como diría Marcus Buckingham, “el objetivo principal de la gestión es la transformación del talento en desempeño” y por ello lo más importante es encontrar las fortalezas singulares de cada persona y aprovecharlas.

El liderazgo en cambio está relacionado con un futuro en común. Está relacionado con los propósitos compartidos en torno a los cuales aunamos voluntades.
El liderazgo se relaciona con las manifestaciones públicas de compromisos con dichos propósitos.
Un líder se hacer cargo de ambas dimensiones. Tener claridad respecto del futuro y simultáneamente tener la capacidad de relacionar este futuro con acciones del presente.

 

Bajo este enfoque, se distinguen cuatro disciplinas o habilidades básicas para los líderes:

A) La capacidad de construir una visión. Creación de nuevos entendimientos acerca de las posibilidades de acción en un dominio dado. Construir una visión nos permite llegar a la primera acción de un líder: declarar la identidad.

B) Inventar ofertas valiosas. Son las prácticas, habilidades y sensibilidades relacionadas con la producción de valor para una comunidad de clientes. Esta es la segunda acción de un líder: diseñar la identidad.

C) Organizar la ejecución. Esto es la práctica de la gestión; se vincula con la producción de acción colectiva efectiva propiciando el mejor uso para los capitales de los que la organización es portadora. Esta nos conduce a la tercera acción de un líder: encarnar la identidad.

D) Cultivar la resiliencia. La resiliencia permite a los líderes navegar un mundo incierto y cambiante que no pueden controlar, sosteniendo su capacidad de aprendizaje, fortaleza emocional e integridad espiritual de manera que re-inventarse en sintonía con las inquietudes y valores propios. Esta habilidad nos permite bailar con la vida.

Contacto Team

Author Contacto Team

More posts by Contacto Team

Leave a Reply

×
¡Hola! ¿Cómo estás?

Gracias por ponerte en contacto con nosotros, ¿Cómo podemos ayudarte?

× ¿Cómo puedo ayudarte?